Los Niños de la Calle de San Vicente han vivido sus días grandes

0
100

Como es tradición, al acto no quisieron faltar las máximas representantes falleras

El pasado fin de semana tuvo lugar la tradicional Fiesta de los Niños de la Calle San Vicente, la cual trata de recordar como San Vicente Ferrer se encargó de los niños huérfanos de la ciudad en el siglo XV y recorre las calles de València con la imagen de San Vicente de Vergara, hasta la subida del Santo al Altar.

Desde el año 1625 se celebra esta festividad donde los protagonistas son los niños, acompañados de la imagen del Ángel de la Guarda, los “cabuts” y los gigantes que representan a Jaume I y Doña Violant de Hungría.

El domingo tuvo lugar uno de los actos más importantes, la misa solemne cantada “al estil de l’horta”, cerca de las 13 horas, en la parroquia de San Agustín. Este acto fue el preludio del tradicional bautizo, que en esta ocasión fue el de una niña de 20 meses y que se realizó en la Casa Natal de San Vicente.

Pero, antes del bautizo, se realizó una comida con todos los niños la fiesta de San Vicente y a la cual no quisieron faltar las máximas representantes del mundo fallero.

La Fiesta de los Niños de la Calle San Vicente continuó el lunes con una Procesión en la que participaron centenares de niños y familias a través de un recorrido por el centro de la ciudad desde la iglesia de San Agustín hasta el templete dedicado al Santo, situado en la Calle San Vicente.

Este año las camareras fueron Raquel Alario Bernabé y Clara María Parejo Perez, Falleras Mayores de Valencia 2017. También asistió a la procesión la Honorable Clavariesa de la fiestas de San Vicente, Maria Jesús Moll.

Por otra parte, tampoco quisieron faltar a la cita Daniela Gómez de los Ángeles, Fallera Mayor Infantil de València, y su Corte de Honor, junto a Rocío Gil Uncio, Fallera Mayor de València, como representantes de la fiesta fallera.

Fotografía: Armando Romero