Compartir

Ribó, con su ausencia, evidenció que ni apoya ni respalda la declaración de la Batalla de Flores como BIC.

Félix Crespo: “SE CERRÓ LA FERIA DE JULIO MÁS CARA DE LA HISTORIA, CON UN GASTO SUPERIOR AL MILLÓN DE EUROS”

“El concejal Fuset ha ocultado a todos los ciudadanos en su balance el derroche y despilfarro, así como el record de irregularidades administrativas: diferentes criterios para autorizar instalaciones, contrataciones menores tras la prestación del servicio, ausencia de convocatoria de concurso público en personal, fraccionamientos, adjudicaciones a dedo, disparo de las contrataciones menores que asciende a más de 150, ausencia de control y fiscalización, entre otros”.

“Fuset esconde la realidad de la Feria de Julio en un ejercicio de autocomplacencia y egocentrismo político sin reconocer un sólo error, fallo o responsabilidad, más preocupado y ocupado en su campaña personal de imagen y autopromoción y autoproclamarse sumo hacedor de las fiestas de esta ciudad”.

Ha finalizado la Feria de Julio, y no se ha contratado, en ninguno de los tres años consecutivos de venta on line, a la empresa encargada de gestionar, a través de un contrato menor, la venta de los palcos y recaudar los 12.750 € que pagaron los valencianos.

En mayo, denunciamos los cerca de 400.000 € inyectados a la concejalía de Cultura Festiva, y ahora se han puesto de manifiesto que iban a sufragar contratos menores de un gasto mal presupuestado y con improvisaciones continuas que generan derroche y malgasto.

El concejal del Grupo Municipal Popular, Félix Crespo, ha declarado que “en el breve balance de la Feria de Julio que realizó Fuset el pasado lunes, en un nuevo ejercicio de autocomplacencia y egocentrismo político, no reconoció un sólo error, fallo o responsabilidad en una Feria de Julio que ha alcanzado la desorbitada cantidad de más de un millón de euros para conseguir únicamente un protagonismo personal y una autopromoción que le está saliendo muy caro a todos los valencianos”.

Félix Crespo ha indicado que “todos hemos asistido a los diferentes actos y también hemos comprobado en fotografías y vídeos en las redes con una reducidísima asistencia de público a algunos conciertos, actividades y actuaciones programadas, como lo fue el Correfoc del dia 28, anunciado como uno de los actos centrales de la programación, entre otros actos. No tiene sentido y es ridículo el negar la realidad y a toda costa transmitir lo que no es, la Feria de Julio existía mucho antes que el concejal Fuset llegara a la concejalía y estaba perfectamente descentralizada, con variedad de espectáculos y estilos en los barrios, así como la diversidad de estilos musicales en los conciertos de Viveros, también existía la Gran Nit de Juliol y se celebraban cuatro noches de Castillos de Fuegos Artificiales, los cuatro sábados de julio, donde la asistencia a lo largo de todo el paseo marítimo era masiva por el atractivo para los valencianos y turistas, así como la aceptación para la hostelería de la zona. La prueba del alto grado de valoración de los valencianos, es que Fuset ha mantenido al personal externo contratado, encargado de coordinar y organizar la programación de la Feria de Julio en los mandatos anteriores, despreciar y minusvalorar lo que se hacía antes es hacerlo también con los profesionales que lo desempeñaban. Fuset debería preocuparse por su gestión y no mirar tanto por el retrovisor y mucho menos autoproclamarse sumo hacedor de las fiestas de esta ciudad”.

MÁS DE UN MILLÓN DE EUROS DE GASTO

Félix Crespo ha informado sobre los datos que se han obtenido del análisis de los expedientes aprobados por Junta de Gobierno Local o a través de Resolución y que ascienden a un total de 20 expedientes administrativos, con más de 150 contratos menores. “Con la información y datos que obran en nuestro poder, a falta de contabilizar, por ausencia de contrato, de los gastos del contrato con la empresa de venta on line de los palcos de la Batalla de Flores y todos los gastos que corren a cargo de la Junta Central Fallera e imprevistos, podemos afirmar que el gasto total de la edición de Feria de Julio de 2016 supera el millón de euros, en una cifra superior a la del año pasado, donde también se superó el millón de euros”.

Algunas de las cifras más destacables de gastos se dividen en los siguientes conceptos:

– Los gastos de PUBLICIDAD Y PROMOCIÓN han ascendido a 82.975,79 €.

– En cuanto a CONTRATOS MENORES compartidos entre las actividades de la programación y Batalla de Flores ascienden a de 564.507,28 €.

– En PIROTECNIA, los 76.400,00 €, con los 50.000 € del castillo Piromusical, correspondiendo el resto a la correguda inaugural, Castell de Pals a l’Antiga, Minimascletá y el Correfoc, algunos de los actos sin ninguna repercusión y una asistencia mínima de público, lo que lleva a evocar las grandes asistencia y concentraciones de los cuatro castillos, de los sábados, que se realizaban en la zona del Puerto en el Distrito Marítimo.

– Los concursos de INFRAESTRUCTURAS DE VIVEROS, JARDINES DEL PALAU Y SUMINISTRO DE CLAVELLÓN, por un importe total de 238.493,70 €.

“Fuset que anunció, que la Feria de Julio, tendría un presupuesto de 430.000 €, mintió a los valencianos, ya que las modificaciones presupuestarias de abril y mayo por importes de cerca de 400.000 €, vaticinaban un gasto desmesurado como así lo denunciamos en su momento y se constata ahora”, ha señalado Crespo.

SE REDUCEN LOS CONVENIOS DE COLABORACIÓN CON EMPRESAS, DE SEIS A UNA

Crespo ha indicado que uno de los datos más significativos e indicativos, y que no ha desvelado Fuset es la reducción este año de empresas interesadas en colaborar con las actividades de la Feria de Julio. En la edición de 2016, fueron seis las empresas que firmaron un convenio: Caixa Popular, Consum, Mön Orxata, El Corte Inglés y Red Bull España. En esta edición han firmado, Caixa Popular y Proava y Grupo Rex, aunque estas dos últimas organizaron actividad con el cobro de servicios: Proava, organizó la Mostra de Vins y Grupo Rex, explotó las barras de los Jardínes del Palau durante todo el mes y la barra instalada en la Marina junto al Veles e Vents.

“El balance autocomplaciente de Fuset de que ‘la Feria de Julio es un gran motor económico’ sin aportar un solo dato para sustentar esa afirmación, parece que tampoco ha calado en nuevas empresas colaboradoras ni en las que lo hacían y han desistido. Por sí solas, las declaraciones vacías de Fuset no son atractivo de nada”, ha indicado Crespo.

AUSENCIA DE CONCURSO PÚBLICO Y FRACCIONAMIENTO DE FACTURAS

El concejal Crespo ha denunciado que se continúan produciendo irregularidades administrativas gravísimas, se hace caso omiso a la denuncia de llevar más de un año y medio sin convocar concurso público para el servicio de personal adjudicando a dedo hasta el momento más de 130.000 € y fraccionando el gasto total de personal, en esta Feria de Julio, por un importe de 38.925,80 € a dos empresas, por 19.807,80 € y 19.118,00 €.

TERCER AÑO CONSECUTIVO DE CAOS EN LA VENTA DE PALCOS ON LINE

Se clausuró la Feria de Julio y finalmente no se contrató a la empresa encargada de gestionar, a través de un contrato menor, la venta de los palcos on line y recaudar los 12.750 € que pagaron los valencianos.

“Un año más y ya van tres consecutivos, se repite la improvisación, falta de previsión y desorganización de una gestión, como es la compra de los palcos, el cual de una vez por todas debe ser retirado y volver a sistemas de venta que hasta el 2015 no habían sido cuestionados por el público”, ha informado Crespo.

NEFASTA TRAMITACIÓN ADMINISTRATIVA Y AUSENCIA DE SEGURIDAD JURÍDICA EN AUTORIZACIONES DE LA FERIA DE JULIO

La consideración y adopción por parte de las distintas concejalías y Servicios del Ayuntamiento de Valencia de criterios dispares a la hora de la firma de resoluciones de autorizaciones de la ocupación de dominio público, cuando la actividad a desarrollar ha estado solicitada por terceros, ha sido el tema central de toda la Feria por las consecuencias que ha provocado en la gestión administrativa municipal.

El edil popular ha explicado que “Hemos asistido al peor ejemplo de tramitación administrativa conocida y ausencia de seguridad jurídica en lo relacionado con las autorizaciones del dominio público, circunstancia esta que nunca había ocurrido en el Ayuntamiento, entre otras:

– Enfrentamiento entre concejales del tripartito y el Alcalde por la asunción de responsabilidades.

– Fuset niega la necesidad de autorización y de informes de los servicios municipales afectados en las gradas instaladas en Viveros, cuando la empresa instaladora lo solicitó por registro de entrada.

– Cuando ha sido el mismo quien ha firmado decretos de inicio de autorización y enviados a Dominio Público para su autorización de los Foods Tracks, 3 barras y el kiosco de Viveros, presentada solicitud de autorización por la misma empresa, así como también se autorizó las barras de los Jardines del Palau, ambas con informes municipales previos a la autorización.

– El colmo del despropósito y la mentira fue cuando Fuset declaró el viernes 30 de junio, primer concierto programado, que las gradas necesitaban unos ‘retoques’, pues bien, ese fin de semana se desmontaron las dos gradas de 1.000 personas de capacidad, y se instaló una única con la misma capacidad, ya que el informe de bomberos indicaba que se obstruían las salidas de emergencia.

– Ante tal cúmulo de despropósitos y la ausencia de rigor desde la concejalía, el técnico de la instalación de la empresa adjudicataria reflejó en varios informes, de fecha 1 de julio, que no se responsabilizaba de la instalación gradas y que esta quedaba fuera del proyecto.

Para finalizar Crespo ha manifestado que “Lo que le sobra a Fuset es egocentrismo y dejar de mirarse el ombligo y le falta, cada vez más, grandes dosis de humildad. La Feria de Julio se puede organizar de mil formas distintas a criterio del concejal de turno o de los equipos organizadores, pero minusvalorar algo celebrado anteriormente para destacar lo tuyo, máxime cuando la realidad y la opinión de la gente no lo demuestra, es un ejercicio de no confiar y de mostrar mucha inseguridad en lo gestionado por uno. La realidad es, y lo conoce perfectamente Fuset, que gastándose el doble de presupuesto no se está obteniendo los resultados esperados, como así lo comparte el alcalde Ribó, que sí asistió a las Hogueras de Alicante para desprestigiar a las Fallas y que no asistió al tradicional y espectacular acto de la Batalla de Flores, demostrando su nulo apoyo a la reciente propuesta de declaración BIC”.