Guateque fallero a beneficio del economato de Sueca

0
91

El economato de Sueca ha recibido este viernes la donación de 300 euros convertidos en especie, de manos de la Falla Ronda del País Valenciano y el consistorio suecano. Uno de los rasgos insignia de las Fallas, la fiesta por excelencia de los valencianos y las valencianas, es la hermandad y solidaridad que despierta esta fiesta. Las comisiones de Sueca organizan decenas de actos a lo largo de los días de Fallas y en las semanas previas, con diferentes actos benéficos y con el objetivo también de favorecer la inclusión social de determinados colectivos. En este sentido, la Falla Ronda del País Valenciano viene ya celebrando durante cinco años seguidos la fiesta del “guateque”, una iniciativa a beneficio del economato de Sueca, que cuenta con la colaboración, entre otros, del Ayuntamiento de Sueca.

El regidor de Fiestas, Pau Roselló, y los representantes de la Falla Ronda del País Valenciano, su presidente, Fran Llopis y su vicepresidente, Miguel Ángel Sánchez; acompañados por la comisión al completo, han entregado los productos al establecimiento solidario. Los tres se han mostrado muy satisfechos de la respuesta creciente, año tras año, de los vecinos y falleros de Sueca.

“Que nuestras fallas aprovechan su poder de convocatoria para ayudar a aquellos que lo necesitan dice mucho nuestra fiesta. Con el esfuerzo y la generosidad de nuestras comisiones hacemos cierto aquello que dicen que las fallas son del pueblo y para el pueblo” ha añadido Roselló.

El estilo remember de los 90 fue el protagonista de la fiesta. Kike Jaén, uno de los disjockeys valencianos reconocido por sus inicios en plena efervescencia de la popular “Ruta del Bacalao” y su dilatada trayectoria, con más de 25 años en cabina, estuvo la cabeza del cartel. A él también se sumaron otros djs reconocidos en la noche suecana.

El economato de Sueca cuenta con un pequeño almacén con productos y alimentos básicos, a un precio significativamente reducido respecto al habitual, para alcanzar personas con pocos recursos. El establecimiento, que fue inaugurado en 2014 y fundado por las cinco Cáritas parroquiales de Sueca, también cuenta con el apoyo del consistorio.