Compartir

Tras las reiteradas solicitudes recibidas, Junta Central Fallera ha hecho público el documento que firmaron las componentes de las Cortes y las Falleras Mayores de Valencia 2017 al resultar elegidas.

Se trata de un documento que recoge las normas de vestimenta de particular que deben cumplir las máximas representantes de las Fallas 2017; en el que, además, se indica que las niñas y señoritas deben ir con un acompañante que puede obligarlas a cambiarse de ropa si no cumple las normas.

Las primeras manifestaciones no han tardado en producirse, y es que no sólo el hecho es noticia a nivel nacional sino que también la vicepresidenta y consellera de Igualdad Mónica Oltra ha advertido que “Esa normas son incompatibles con una democracia”.

Colores sobrios, sin escotes y con un largo de falta a la altura de la rodilla. Así deben vestirse las Falleras Mayores de Valencia 2017 y las 24 jóvenes y niñas que forman parte de sus Cortes de Honor.

Esta es una de las premisas que se recogen en las “Normas de protocolo y actuación” que, además de dar recomendaciones sobre la indumentaria oficial, establecen cómo han de vestir en los actos a los que acudan “de particular”.

Entre esas normas, que incluyen la prohibición del pantalón vaquero o la recomendación de usar siempre zapatos de tacón, se incluye que el acompañante que a cada una de ellas le facilita JCF “tiene facultad de obligarla a cambiarse y, en caso de negativa,dejarla en casa” si considera su vestimenta “indecorosa o no apropiada”.

Este documento, de 14 páginas, ha provocado que la vicepresidenta del Consell y consellera de Igualdad, Mónica Oltra, anuncie que el Instituto de las Mujeres estudiará este documento “incompatible con la democracia” y exigirá al Ayuntamiento de Valencia, responsable de JCF, su retirada.

“Estas normas invaden espacios de la esfera personal incomprensibles en este siglo, porque el largo de la falda no depende de nadie que no sea quien se pone la falda”, advierte Oltra, que destaca que la normativa también establece “una relación de dominación contraria a la ley”. “Pone los pelos de punta leer que un acompañante le puede decir a una chica mayor de edad que se cambie de ropa. Una mujer puede ir vestida como le dé la gana sin más riesgo que el de resfriarse”, insiste.

“Cambiar esto forma parte de la tarea de crear relaciones igualitarias, donde no se juzgue a las mujeres por su aspecto, algo que no se hace con los hombres”, asegura la vicepresidenta, que además es fallera y defensora de la fiesta.

Normas de comportamiento

Las normas no sólo afectan al vestuario, también al comportamiento. Se indica expresamente que los padres “pasarán a un segundo plano” y las parejas “deben mantenerse alejados en los actos oficiales”, en los que se recomienda a las chicas prestar atención “evitando hablar, bromear, etc.”. Por la pasarela, añade, se desfilará “de forma sosegada, sin llegar a la lenta, siempre sonriendo al público a manera de agradecimiento”.

Las fotografías que les soliciten deben estar autorizadas y en las redes sociales deben “ser extremadamente cautelosos con los nuevos seguidores y la solicitudes de amistad que pueden surgir después del nombramiento”. Queda prohibido “compartir fotografías o vídeos tomados de forma personal (por las niñas/señoritas o familiares) durante los actos oficiales y en el interior de los coches oficiales”.

Normas de Protocolo para las FMV 2017 y sus CCHH