Compartir

José Vicente Caballer se ha llevado el oro por su ‘Alegoría sanferminera’, disparada el sábado 8 de julio y que ha sido calificada por el jurado como un espectáculo “poderosísimo, intenso y emotivo”, que logró “abrazar completamente la ciudadela con moderno fuego digitalizado”.

El San Fermín de Oro, dotado con trofeo y 5.000 euros de premio, que distingue de manera especial la colección de José Vicente Caballer ha valorado, de mano del jurado, un espectáculo siempre en movimiento y con un manejo perfecto de las diferentes alturas de los edificios en las inmensas fachadas que construyó. Asimismo, ha premiado especialmente que “en su disparo traslució perfectamente la personalidad valenciana, logrando conectar de forma evidente con el público”. Además, sobresalió por la “altísima calidad de la cartuchería, tanto la de los efectos de color como los sonoros, la perfecta definición de la composición asimétrica obligatoria, su amplitud de disparo, sus diferentes inclinaciones y su espectacular mascletá aérea final”, subraya el acta del jurado.

Por otro lado, el San Fermín de plata, dotado con trofeo y 3.000 euros, reconoce al portugués Fernando Manuel Machado da Silva Macedo, de Macedos Pirotecnia, que disparó el jueves 13 de julio su espectáculo Plenos. El bronce se lo llevó el granadino Alfonso Baños Muñoz, de Pirotecnia Alpujarreña, que ofreció el espectáculo Ciudadela bella el viernes 14 de julio.