Compartir

La Crida de las Torres de Serranos puede ser por primera vez en la historia el 1 de marzo. De este modo se quiere acercar a los festejos propios de fallas, según ha publicado el diario Las Provincias. El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, propondrá a los delegados del sector este cambio.

Fuset ha destacado que en la década de los 90 ya se realizó este acto dentro del mes de marzo para unificar las actividades. El año 2020 coincidirán tres fines de semana continuados con eventos falleros como la gala fallera, Cabalgata del Ninot y la plantà. Un cambio que seguramente dará mucho que hablar cuando todavía no nos hemos recuperado de la polémica con la adjudicación de la indumentaria.

La Crida en los últimos años siempre se ha realizado el último domingo del mes de febrero, pero no siempre se ha realizado de la misma forma, ya ha sufrido una peculiar evolución desde que en 1931 se instituyera.

La primera vez que se celebró la Crida fue el 15 de marzo de 1931, diferentes bandas de música recorrieron las calles de la ciudad con un pregonero al frente invitando a vivir la fiesta. Todos concluyeron en la plaza del Ayuntamiento, entonces Plaza de Emilio Castelar, desde donde se lanzaron carcasas y cohetes con los acordes del himno de la “Región”.

La primera vez que se hizo en las Torres de Serranos fue el 11 de marzo de 1955 y así hasta los años 90 cuando también hay algún antecedente de que se celebrase en el mismo mes de marzo.