Compartir

Las fallas del barrio han participado durante todo el fin de semana de todos los actos.

La imagen peregrina de la Virgen de los Desamparados ha visitado este fin de semana la parroquia de San Roque del barrio valenciano de Benicalap con motivo del 25 aniversario de la cofradía del Santísimo Cristo de la Pasión y de San Roque y el 60 aniversario del colegio diocesano.

La visita ha sido organizada “con motivo de estos dos aniversarios muy significativos para la feligresía y dentro de las fiestas patronales”, según el párroco Jorge Pérez que ha añadido que con ella “saldremos fortalecidos en la fe, en la esperanza y en la caridad para poder realizar la misión que se nos ha encomendado”.

La imagen procesional de la Mare de Déu llegó el viernes por la tarde a la parroquia de San Roque de Benicalap y fue recibida por la feligresía y vecinos en la Avenida Levante, junto a la Casa Caridad desde donde fue llevada hasta el templo parroquial.

Tras la celebración de la Palabra, se desarrolló una “dançà” por falleros y “albaes” en honor a la Virgen y se celebró una Vigilia de Oración.

El sábado, la parroquia acogió la celebración de una eucaristía con Unción de enfermos y mayores, en la que alumnos de bachillerato del centro escolar acompañaron a personas enfermas y mayores de la residencia del barrio.

Por la tarde, tuvo lugar una ofrenda de flores a la Virgen y el día concluyó con la procesión mayor, con las imágenes de San Roque, del Santísimo Cristo de la Pasión y de la Mare de Déu, y en la jornada del domingo se ha despedido a la imagen peregrina que de nuevo ha vuelto a su Basílica en Valencia.