La irresponsable cabalgata de Reyes de Ribó costó más de 39.000 euros

0
91

La imprudente e irresponsable cabalgata de Reyes de Ribó, que se saltó toda la normativa sanitaria en materia de prevención, costó más de 39.000 euros a los valencianos, pagados en tres contratos fraccionados y dados a dedo el día antes de la celebración. Dos de los contratos son de la concejalía de Fiestas que dirige Galiana, se firmaron al límite de lo permitido legalmente para que sea contrato menor, y el tercero de menor cantidad fue gestionado por la concejala Luisa Notario.

La portavoz del PP, María José Catalá, ha denunciado que el gobierno de Ribó y PSOE se saltó toda la normativa sanitaria del COVID 19 con la llegada en cabalgata de los tres autobuses de los Reyes Magos a la plaza del Ayuntamiento que provocó la aglomeración de cientos de familias. “los contratos de la cabalgata se hicieron a través de dos concejalías, por contratos menores y fraccionados para una misma actuación y dados a dedo sin libre concurrencia. El despropósito es mayor porque además se adjudicaron el día antes de la celebración en concreto el 4 de enero”.

Catalá ha vuelto a reclamar al Gobierno de Ribó y PSOE que “asuman responsabilidades por la irresponsable cabalgata de Reyes”.

Tres contratos menores

El Gobierno de Ribó y PSOE optó por tres contratos menores para organizar la visita de los Reyes Magos a la plaza del Ayuntamiento de Valencia. 

Para el acto se contrataron tres grandes autobuses de pisos y descapotables acompañados de personajes creados ad hoc para la cabalgata como Caterina, Dolça o el Paje Miquel. Para organizar el evento, Cultura Festiva formalizó dos contratos menores, al límite de la cantidad permitida para esta fórmula, por valor de casi 18.000 euros cada uno.

El contrato para el alquiler de tres autobuses turísticos de dos pisos, «con rotulación en formato integral con cuatricomia, diseño personalizado de cada autobús según indicaciones de concejalía y tres equipos de sonido con grupo electrógeno autonómo y gasóleo suficiente para el traslado de los Reyes Magos hasta el Ayuntamiento de Valencia»,  costó 17.908 euros. Ha sido adjudicado a Producciones Metrónomo.

Por su parte, para los «servicios de animación de un grupo de actores que realizaron labores de escenografía, actuando de forma independiente al grupo de los Reyes«, el Consistorio gastó otros 17.545 euros que irán a parar a La Fam Teatre.

El tercero de los contratos era de más de 3.500 euros para  adornos e infraestructura necesaria para preparar el Ayuntamiento para la llegada de los Reyes Magos. Este tercero fue contratado por la concejala de Servicios Generales Luisa Notario. Es el único que no va a límite de lo permitido por ley.

Dos de los contratos llevan el IVA incluido, lo que las deja al borde del límite legal máximo permitido para los contratos menores. Cabe resaltar que en los tres contratos se presentó otra empresa. En estos casos, es la propia concejalía la que invita a las mercantiles, es decir a dedo.