Compartir

La Pirotecnia Pibierzo vuelve a Valencia con una mascletá apoteósica

La Pirotecnia Pibierzo ha sido la encargada de disparar la sexta mascletá de este mes de marzo de las Fallas 2019, con un espectáculo que ha hecho disfrutar a todos los asistentes y con el que han demostrado cómo se trabaja la pólvora en su lugar de origen: El Bierzo de León.

El disparo de hoy ha sido clásico, una mascletá tradicional valenciana, mucho más apoteósica que artística donde el sello de la pirotecnia Pibierzo se ha dejado notar sobre todo en los comienzos y en los finales de cada sección. En el inicio no han faltado los truenos, las serpentinas ni los colores. Además, los cuatro minutos de terrestre han contado con tres retenciones y tres terremotos para llegar a un final seco y hermético.

La Pirotecnia Bierzo debutó en las Fallas 2015 y cuatro años después ha vuelto a la carga en la catedral de la pólvora donde el público les ha rendido una gran ovación. Además, el año pasado se alzaron con el primer premio al mejor terremoto y dos segundos premios del jurado en las Fiestas de la Magdalena de Castellón.

Por su parte, desde el balcón del Ayuntamiento la mascletá de hoy también se ha vivido con mucha intensidad. Allí, las Falleras Mayores 2019, Sara y Marina, han estado muy bien acompañadas por las Juntas Locales de Elda y Foios, y por las representantes de las Casas Regionales de España. También han celebrado el cumpleaños de Paula Santarrufina, componente de la Corte de Honor Mayor, a la que le han sacado una tarta para que pueda soplar las velas y celebrar su día en un contexto tan especial.

Además, también han estado Xavi y Ariadna de CapdeSuro, artistas falleros de la Falla Municipal Infantil, junto a los autores de los “llibrets” de las Fallas Municipales que se han presentado esta misma mañana en el Salón de Cristal.

Fotografías: Armando Romero.