Compartir

La Exaltación de las Falleras Mayores de Valencia que tendrá lugar este fin de semana, comienza a convertirse en realidad en el momento que sus protagonistas se suben al escenario del Palau de la Música por primera vez y recrean, esta vez de verdad, aquello con lo que tanto soñaron.

Ayer vivimos, primero con Daniela Gómez y su Corte y un poco más tarde con Rocío Gil y sus doce compañeras, esa primera toma de contacto con la realidad de su sueño: el escenario, la Cadira d’or, la banda que las acredita, la colocación de la Joia, la escenografía, la banda municipal… y por encima de todo unas jóvenes empapándose de cada momento, de cada consejo y explicación para que todo fluya como debe en uno de los días más especiales de su Reinado.

Por primera vez, vimos a los primos de Daniela, Pau i Marc, portándole el cojín y la banda que le acredita como Fallera Mayor Infantil, o a Carla la hermana de Rocío y su primo Javier, cumpliendo con orgullo idéntico cometido.

Las enaguas de Margarita Vercher protagonizan el ensayo más esperado

El viernes será el turno de Rocío Gil y su Corte de Honor. Las trece estrenaran su primer vestido oficial confeccionado por Eugenia Puertes. Conoceremos el secreto mejor guardado: el color del espolín “Fallera Mayor de Valencia”. Mientras que las emociones se repetiran el sábado con Daniela Gil y su Corte, a la espera de su deseado espolín “Fallera Mayor Infantil de Valencia”.

En el ensayo de anoche no han lucido sus mejores sedas, sin embargo Rocío y Daniela estaban radiantes con sus enaguas de Margarita Vercher dos preciosos modelos de batista con puntillas, personalizadas para ellas, con los que pudieron sentirse así de guapas en una tarde que recordaran toda su vida.

También pudimos ver a las Cortes de Honor con sus enaguas oficiales de Margarita Vercher. Un diseño tradicional con mucho metraje de tejido y lorzas y con la garantía de la máxima calidad que caracteriza a la firma.