Las Fallas 2018 llegan de nuevo Alcàsser

0
479

La comisión celebra la fiesta después de San José y este año también tras la Semana Santa

La falla Raval planta del 5 al 8 de abril y sigue así su tradición después de 38 años siendo la unica del municipio celebra sus fiestas josefinas después de la la semana fallera.

Fieles a su tradición, los falleros y falleras de la comisión el Raval de Alcàsser celebrarán su fiesta después del resto de comisiones de la ciudad y la mayoría de la Comunitat Valenciana, De hecho, el Raval plantarà el próximo 5 de abril y su monumento arderá el día 8 de ese mes.

Aunque tradicionalmente el raval celebraba sus actos una semana después de Sant Josep, la proximidad de la Semana Santa ha provocado que se tenga que posponer la actividad fallera.

En otras comarcas se da una situación similar con alguna de las comisiones. Aunque el día de Sant Josep cierra tradicionalmente la semana grande de las Fallas hay otros municipios que alargarán los actos varias semanas más, y la razón no es otra que la necesidad de contar con música.

Los municipios vieron durante años como sus músicos locales acudían a localidades más grandes como València para tocar en sus fiestas. Aunque la medida fue extraordinaria y original, se ha prolomgado en el tiempo y ya cada año tienen calendario propio de semana fallera.

¿Quieres saber las razones?

La localidad de Alcàsser, que cuenta con un total de cuatro comisiones, se prepara para vivir las Fallas dentro de la semana fallera. Pero con una peculiaridad y que hace que en este municipio las fiestas josefinas se alarguen. La Falla Raval planta sus monumentos una semana después. ¿Por qué?

En el año 1980 deciden celebrar las fiestas en la población, pero como se precipitaron y no tenían tiempo para realizar una falla acudieron a la ciudad del artista fallero y compraron varios ninots y plantaron el monumento una semana después.

Desde aquel año, los falleros, vecinos y vecinas y gran parte de la población disfrutan con más intensidad, si cabe, das Fallas. Además, más allá de esta peculiaridad y anécdota, otra realidad es que los músicos trabajan llevar estos días. Ir a tocar a las fallas de Valencia representa una fuente de ingresos para la sociedad musical, por lo cual no pueden decir que no. Y así, además de los músicos, los falleros de estas comisiones pueden vivir las fallas de la capital y después aliviar las ganas de más fiesta con las suyas.