Compartir

La empresa valenciana Innoarea desarrolla una aplicación para móviles que permite ver los monumentos en 360º

Visitar las fallas de Valencia sin movernos de casa es ahora posible gracias a la aplicación para dispositivos móviles que ha desarrollado Innoarea, compañía valenciana especializada en soluciones de Realidad Virtual.

La aplicación, que lleva por título Fallas VR, permite a cualquier usuario ver los monumentos que se han plantado por las calles de Valencia como si estuvieran ante sus ojos gracias a la tecnología de la Realidad Virtual.

Fallas VR ofrece diferentes fotografías en 360 grados de las Fallas de Sección Especial así como de la Falla del Ayuntamiento, permitiendo al turista disfrutar de una visión completa de los monumentos desde todos sus ángulos.

La experiencia se hace todavía más inmersiva si se usa con un dispositivo de tipo cardboard. A través de estas gafas de Realidad Virtual el visitante se sentirá dentro de la Falla y podrá ver todos los detalles con solo un movimiento de cabeza.

La app Fallas VR ya se puede descargar a través de la tienda de aplicaciones de Android y de la web de Innoarea (http://www.innoarea.com/fallas-vr/). Se trata de una app totalmente gratuita y sin publicidad lanzada por Innoarea para fomentar el conocimiento de esta fiesta declarada Patrimonio de la Humanidad.

Esta no es la primera iniciativa que une tecnología y mundo fallero que lanza Innoarea, hace unos años esta compañía ocupó portadas al demostrar que las Google Glass, las conocidas gafas de Realidad Aumentada de Google, no resisten una Mascletá. Se trató de una experiencia incluida dentro del Proyecto Fallas #Throughglass que permitió ver las fallas a través de los ojos de sus protagonistas.

Una de las máximas preocupaciones de Innoarea es acercar la tecnología al público general por eso son constantes los proyectos que lanza esta compañía para acercar la tecnología a los usuarios, uno de los últimos ha sido #ValenciaconVR, un proyecto pionero de Innoarea para acercar la realidad virtual a los valencianos a través de la prueba de dispositivos por las calles de la ciudad.