Compartir

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha recibido este lunes a la Fallera Mayor de Valencia, Rocío Gil; y a la Fallera Mayor Infantil, Daniela Gómez; en el marco de la ronda de visitas institucionales que han realizado las máximas representantes de las Fallas de Valencia para el próximo año 2018 junto al secretario general de la Junta Central Fallera, Ramón Estellés.

El encuentro se ha producido en la sede central de la corporación provincial, la cual han visitado por primera vez Rocío y Daniela. “Me ha encantado”, ha expresado la Fallera Mayor Infantil. “Estoy muy feliz y disfrutando mucho”. “Es un placer estar aquí en la Diputación y poder visitar al presidente”, ha expresado por su parte la Fallera Mayor, quien ha reconocido estar cumpliendo un sueño al venir de “una familia muy fallera”.

La implicación de la Diputación

“La Diputación organiza una recepción con juntas locales y fallas participantes y estaremos aquí otra vez”, ha anunciado también Rocío. Y es que la corporación provincial ha reforzado su apuesta por esta fiesta que ya es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. Y lo hace mediante actas institucionales, pero también con visión social y de crecimiento.

En este sentido, hay que tener en cuenta el estudio del impacto económico de las fallas de la Cámara de comercio y la Facultad de Económicas de la Universitat de València, además de las subvenciones que realiza durando todo el año la Diputación: “Desde las ayudas a las bandas de música para el mantenimiento de sus sedes y locales de ensayo a la contratación de espectáculos pirotécnicos en diferentes momentos del año”, ha puesto en valor Rodríguez.

Al margen de las ayudas directas, el presidente también ha incidido que “la intención sigue siendo convertir las Fallas en embajadoras de la sociedad valenciana con mensajes de sensibilización social y campañas como la del ‘No a la violencia de género’ [en 2016], que han demostrado el potencial del mundo fallero a la hora de trasladar mensajes necesarios con los cuales todos nos sentimos representados”.