Los orfebres piden auxilio tras la cancelación de las Fallas

0
275

Medio centenar de orfebres se han reunido tras la cancelación de las Fallas para intentar ser -al menos- escuchados por parte de las administraciones públicas. Los trabajadores del gremio se sienten totalmente abandonados por los dirigentes de la fiesta, ya que no han contado absolutamente para nada con ellos ni antes ni después de la cancelación de las Fallas.

Un colectivo de un oficio autóctono que vive exclusivamente de la fiesta de las fallas y que se ve afectado directamente en este ejercicio 2020-2021. No obstante, aplauden las ayudas recibidas por parte de las diferentes administraciones al colectivo de artistas falleros, pero, a su vez, piden y exigen que también les llegue algún tipo de ayuda a estas empresas que ven en riesgo su futuro en los próximos meses. Ellos comparten una actividad directa con las fallas, no como otros colectivos o gremios que podrían salvarse por realizar otras actividades para diferentes eventos y fiestas.

Este colectivo representado por algunos de los gerentes de las principales firmas de la Comunidad Valenciana lleva varios días teniendo diferentes encuentros con los cabezas visibles de los partidos representados en el Ayuntamiento de Valencia, como la concejala de desarrollo económico, Pilar Bernabé, y los concejales en la oposición del área de Fiestas, Santiago Ballester por el Partido popular, y Amparo Picó por el grupo municipal Ciudadanos.

Este colectivo denuncia que tres meses después siguen a la espera de ser recibidos por el concejal Carlos Galiana, y esperan que, como mínimo, les pueda atender para escuchar sus necesidades, pese a que entienden de la dificultad de la administración pública por hacerlas efectivas.

Sin embargo, también quieren conocer donde va a ir destinado esos 12.500.000 € de la concejalía que serán reubicados en los próximos meses. Como por ejemplo el millón de euros que no se haga en el mes de julio y en el área de fiestas en la feria de Valencia.

A su vez, los Orfebres agradecen la disposición de los grupos políticos de la oposición, y de la predisposición de la concejala Pilar Bernabé por intentar ayudar en todo momento, pese a que no han tenido ninguna respuesta firme ni resolutiva a su problema.