Compartir

La capital de la comarca de la Ribera Baixa ha celebrado este pasado sábado una velada especial por todo el colectivo fallero de la ciudad, la exaltación de su Fallera Mayor, que tuvo lugar en el Centro Municipal Bernat y Baldoví. Maria Viñoles, la reciente proclamada Fallera Mayor de Sueca, El Perelló y el Mareny de Barraquetes de 2017 y sus compañeras de la Corte de Honor vivieron el pasado sábado una de las noches más emocionantes de todo el ejercicio fallero.

Isabel Fernández de Moral, Lluch Escrivá, Ruth Ferrando y Laia Ortega, cuatro de las integrantes de la Corte de Honor de Sara Roselló, la Fallera Mayor saliendo, estuvieron las encargadas de conducir el acto y presentar a la nueva máxima representante de las Fallas suecanes.

Los miembros de la Junta Local Fallera de Sueca, encabezada por su presidente, Vicent Llopis, fueron los primeros al subir al escenario. Llopis estuvo el encargado de abrir el acto con su intervención. Después fue el turno de Sara, la Fallera Mayor de 2016. La joven tuvo la oportunidad de despedirse y dirigir unas emotivas palabras a sus compañeras, a la familia y a todos aquellos que lo han acompañado en este año y también a su predecesora en el cargo, a quién dio algunos consejos y le expresó los mejores deseos.

A continuación llegó el momento más esperado de la noche. El presidente de la Junta Local Fallera impuso la banda a cada una de las integrantes de la Corte de Honor: Noelia Tena, Núria Navarro, Maria Baixauli, Mireia Ferri, Alba Guillem y Aida Vendrell y a continuación, la secretaría de la Junta Local, Lorena Sendra, leyó el acta de nombramiento de la Fallera Mayor de Sueca de 2017. Maria Viñoles subió al escenario acompañada de la alcaldesa y presidenta nata de la Junta Local Fallera, Raquel Tamarit, quién le impuso la banda que la proclamaba Fallera Mayor de la ciudad.

fmsueca17-2

El acto, que estuvo amenizado como en los últimos años por las actuaciones del grupo artístico de la Falla Plaza Lepanto de Benetússer, continuó de la mano del periodista, Loren Dado, quién exaltó a la nueva Fallera Mayor, a su Corte y a todo el colectivo fallero con un discurso divertido y emotivo a partes iguales.

La nueva Fallera Mayor de la ciudad recibió, en este primer acto, la visita de las dieciséis comisiones falleras de Sueca, el Perelló y el Mareny de Barraquetes y de los dos alcaldes de las entidades locales menores de Sueca. Además, la máxima representante de las fallas suecanes recibió también la felicitación de algunas juntas locales de localidades vecinas como por ejemplo Alzira, Algemesí, Torrente, Paiporta, Picanya y Dénia.

En representación del consistorio, el regidor de Fiestas, Pau Roselló y la alcaldesa, Raquel Tamarit, tuvieron la oportunidad de ser de los primeros al felicitarlas. Roselló y Tamarit felicitaron a las jóvenes y ambos aprovecharon su intervención para destacar el valor de la fiesta por excelencia de los valencianos, una fiesta que aspira a ser declarada patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO, que decidirá el próximo mes de noviembre si otorga finalmente tal distinción a las Fallas.