Valencia aún no ha convocado el concurso de la iluminación navideña 2020-2021

0
237

Metidos ya en el mes de octubre el Ayuntamiento de Valencia aún no ha convocado el tradicional concurso de iluminación y decoración ornamental con motivo de la Navidad 2020 y Cabalgata de Reyes 2021, que debería instalarse para las próximas fiestas.

Por el contrario, en el resto de grandes ciudades de España ya comenzó el montaje en agosto o septiembre y en otras ya ha finalizado el proceso de licitación con la adjudicación de la empresa para su instalación y montaje que se producirá este mes de octubre. Y cuya inauguración se producirá en torno a la tercera semana de noviembre en la mayoría de municipios españoles.

Un concurso, el de la iluminación navideña, que evidentemente no es nuevo, y lo que se evidencia es una grave falta de previsión y de interés por parte del Ayuntamiento de Valencia un año más, máxime en la actual situación socio-económica actual.

Debería ser una medida urgente para incentivar la actividad de los comercios, sobre todo del centro histórico, que está sufriendo una baja  exponencial en las ventas y cierre de locales, además de tener una tasa de paro del 32% en el distrito de Ciutat Vella o el 47% en el barrio de la Xerea, uno de sus barrios.

La iluminación decorativa navideña tendría que servir como como impulso económico para comercios y empresas y plantearlo como una estrategia de reactivación económica y recuperación, atractivo turístico y consumo local. La Navidad debe ser un motor cultural, social y económico, máxime en las actuales circunstancias.

INSTALACIÓN Y PRESUPUESTO EN EL RESTO DE GRANDES CIUDADES

En Madrid, ciudad gobernada por el Partido Popular (José Luis Martinez Almeida), comenzaron la instalación el 15 de septiembre, con una población de en torno a 3.266.126 de habitantes cuenta con un presupuesto para la iluminación de en torno a los 3 millones de euros. Barcelona, donde gobierna Barcelona en Comú (Ada Colau), 2 de junio se iniciaba la licitación del concurso y el plazo de presentación de ofertas se cerraba el pasado 17 de junio por un importe licitado de 1.712.891 € y con una población de 1.636.762 habitantes.

Desde el Ayuntamiento declaraban que “La campaña navideña, con más luces y de más calidad, debería servir para asentar la recuperación económica en el tejido comercial de la ciudad, o esa es la esperanza municipal, que va a gastar un 65% más que en 2019”.

En Vigo, ciudad gobernada por el Partido Socialista (Abel Caballero, además presidente de la FEMP), comenzaba el montaje de las luces navideñas el pasado 18 de agosto, con un presupuesto de 1,1 millones de euros para este año y una población de 295.364 habitantes y que iluminará 334 calles.

El regidor responsable ha explicado que en esta ocasión “empezamos más temprano que el año pasado porque las normas establecen que el trabajo tiene que ser más lento con más protocolos de seguridad y se van a necesitar 20 días más que en el 2019».

La empresa instaladora declaró que “hemos anticipado el inicio de los montajes con el fin de abordar las directrices del Ministerio de Sanidad en cuanto a prevención de contagios por COVID-19 en el entorno laboral sin dejar de observar el cumplimiento de los tiempos acordados”.

En Sevilla, gobernada por el Partido Socialista (Juan Espadas), licitó su concurso el 5 de septiembre, con un presupuesto de 962.913,86 € y una población de 688 592 habitantes, serán 284 las calles iluminadas, 90 calles del centro y el resto por distritos.

Málaga, ciudad gobernada por el PP (Francisco de la Torre) comenzó la instalación el 18 de agosto, por un importe de 800.000 € y con una población de 574.654 €.

En Huelva, ciudad gobernada por el Partido Socialista (Gabriel Cruz) comenzó su montaje el 24 de agosto, el teniente de alcalde responsable del área declaraba que “supone un adelanto respecto a todos los años a causa de las medidas preventivas que impone la Covid-19. Estas medidas preventivas, para poder garantizar la seguridad de los trabajadores, van a ralentizar unos trabajos que han arrancado con la instalación de estructuras de soporte del cableado base para la iluminación ornamental”.” La previsión viene justificada, apunta el edil, porque el objetivo del alumbrado navideño es contribuir a la dinamización comercial y turística de la ciudad, convirtiéndose en un foco de atracción durante la temporada más importante para las ventas y el consumo de nuestros comerciantes y hosteleros que están sufriendo en primera línea las consecuencias de esta
crisis sanitaria y merecen todo el apoyo, siguiendo siempre escrupulosamente las medidas de seguridad que vayan marcando las autoridades sanitarias”.

Pontevedra, gobernada por el Bloque Nacionalista Galego (Miguel Anxo Fernández), licitó su concurso el 12 de agosto, por un importe de 165.300 €, con una población de 83.029 habitantes.

En Valencia, a fecha de hoy, ni tan siquiera ha sido hecho público el proceso administrativo y su convocatoria, con sus respectivos pliegos, que debería adjudicar el servicio de instalación y montaje y diseño de la iluminación para las próximas fiestas navideñas. Hay que recordar que en 2019, salió licitado por 121.000 € y que finalmente se adjudicó por 106.480 €, con una población de 794.288 habitantes.