Visita la exposición de belenes y piezas artesanales del Monasterio de Sigena

0
780

Exponen 300 piezas artesanales y belenes del Monasterio de Sigena desde este lunes y hasta el 10 de diciembre, en la delegación diocesana de Misiones ubicada en la calle Avellanas 22.

La sede de la delegación diocesana de Misiones del Arzobispado de Valencia acogerá desde mañana, lunes, una exposición con más de 300 piezas artesanales de arte religioso, entre las que destacan los belenes, realizadas por religiosos y religiosas de clausura de la Familia Monástica de Belén de la Asunción de la Virgen y de san Bruno.

La muestra permanecerá expuesta, hasta el próximo 10 de diciembre, de lunes a sábado, en horario de mañanas, de 10:30 a 13 horas, y de tardes, de 16:30 a 20 horas, en la sede de la delegación de Misiones, ubicada en la calle Avellanas, 22, de Valencia.

La exposición incluye, entre otros artículos, figuras marianas, de santos y piezas para el belén, entre ellas “una Virgen, de un belén a tamaño natural, y un san José, de un metro de altura de otro belén mediano, realizados en piedra dolomita y en madera, en ambos casos con el mismo acabado”, han remarcado fuentes de la organización.

También hay piezas de cerámica “pintadas a mano por las religiosas del monasterio oscense de Santa María Reina, en Sigena, y del convento de la orden en Jerez de la Frontera, Cádiz, así como más de 70 tallas de madera, iconos elaborados siguiendo la tradición oriental, tanto sobre tejido como sobre madera, e incienso preparado en Tierra Santa por religiosos de la Familia Monástica de los Hermanos de Belén”, han señalado.

De igual forma, se exhiben “nacimientos realizados en madera y piedra dolomita, rosarios, medallas, libros de arte y velas”, según las mismas fuentes, que han añadido que los fondos que se obtengan con la venta de los artículos de la exposición se destinarán, al igual que en años anteriores, a apoyar la labor de la Familia de las Hermanas de Belén.

En la actualidad, las religiosas Hermanas de Belén de la Asunción de la Virgen y de san Bruno cuentan, además de las comunidades en España, con monasterios en Francia, donde tienen talleres artesanales, así como en Bélgica, Italia, Austria, Portugal, Alemania, Israel, Estados Unidos, Argentina, México, Canadá, Lituania, Chile y Polonia.